¿Tienes dudas?

O puedes contactarnos en el 914 287 393 o en teayudamos@finanbest.com. Nuestro horario de atención es de lunes a viernes de 9h a 18h

¡Gracias!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

Seis consejos de inversión para principiantes

María Belandia | abril 11, 2018 | 0


Hoy vamos a contarte las verdades del barquero, una serie de consejos de inversión para principiantes que no encontrarás en los manuales

 

El pasado verano te dimos una serie de consejos de manual de inversión para principiantes. Aquellos eran los consejos más académicos, del estilo de la necesidad establecer objetivos de inversión claros, marcándote un horizonte, diversificar la inversión, dejarte asesorar por expertos…

Hoy queremos ir un paso más allá. Nos vamos a salir del libro oficial. Vamos a abandonar deliberadamente el estilo académico para contarte las verdades del barquero, es decir, darte una serie de consejos de inversión para principiantes como te los daría un inversor veterano sin mucha formación en la materia. Siguiendo con el refranero español, ya se sabe que sabe más el diablo por viejo que por diablo.

De modo que vamos con esos seis consejos de inversión para principiantes que jamás te encontrarás en los libros de la universidad. Las seis verdades del barquero inversor:

    1. Elimina la palabra “suerte” de tu vocabulario. Para bien y para mal. No hay mala suerte ni buena suerte. Oirás que la suerte es para quien la busca. Tampoco es verdad. Los mercados no se mueven por suerte. Lo cierto es que estamos bajo el supuesto de que eres un principiante y al 99,99% de posibilidades que si dejas la rentabilidad de tu inversión en manos de la fortuna, lo que harás será perder tu dinero. Si eres principiante te tienes que dejar asesorar por expertos. Los roboadvisors o gestores automatizados como Finanbest invierten tu dinero en carteras ajustadas a tu perfil que siguen al mercado basándose en algoritmos y batiendo en la mayoría de los casos  sus índices de referencia a largo plazo. Además, al invertir a través de fondos de inversión, la inversión queda diversificada, no metiendo todos los huevos en la misma cesta y, por lo tanto, reduciendo el riesgo y eliminando la palabra “suerte” de tu vocabulario.

 

    1. Vas a perder dinero. Ve asimilándolo: En algún momento, puede ser a corto o incluso a medio plazo, verás cómo tu inversión muestra rentabilidades negativas. Si eres lector habitual de la prensa salmón verás que este es un consejo que viene perfecto para este momento concreto.

 

    1. Pero no te vamos a dar sólo malas noticias. Tenemos el antídoto: Piensa a largo plazo, que los periodos de rentabilidades más bajas tienden históricamente a ser seguidos sistemáticamente por periodos con rentabilidades más altas que compensan las pérdidas. Recuerda en todo momento qué objetivos te pusiste al comenzar la inversión. Deja que se desarrolle la inversión y no te dejes guiar por sentimientos tan humanos como la “revancha al mercado”.

 

    1. Ya eres mayor para empezar a invertir. Sí, sí. Lo decimos así de claro incluso sin tener ni idea de la edad que tienes. El mejor momento para empezar a invertir –máxime con la situación actual de la hucha de las pensiones- es ayer. Ten en cuenta además que el interés compuesto premia las inversiones a largo plazo, ya que el interés de una determinada inversión lo debes calcular sobre la base inicial más los intereses que va generando cada mes o cada año.

 

    1. Sin riesgo no hay gloria. El poeta y dramaturgo francés del siglo XVII Pierre Corneille lo decía de otra forma más literaria: Sin riesgos en la lucha, no hay gloria en la victoria. Reconocemos que este consejo de inversión para principiantes sí es de manual, pero seguro que nunca te lo habían dicho de esta forma. Y es que, por norma general, las mayores perspectivas de rentabilidad implican mayor riesgo. No se conoce inversión que haya obtenido gran rentabilidad que no haya implicado un riesgo para la integridad de la inversión inicial. Pero, por favor, no confundas esto con la suerte. Existen maneras de minimizar y controlar el riesgo.

 

    1. Invertir es salud; es felicidad. Según una encuesta del banco americano Ally Bank, 9 de cada 10 ciudadanos afirman que sus ahorros les ayudan a hacer frente a los desafíos y les aportan tranquilidad. Otro dato de este estudio: Casi tres de cada cuatro parejas que comparten la gestión de sus finanzas personales se sienten más cercanas que las que no lo hacen. ¿Se te ocurre una razón más poderosa para invertir que tu felicidad, tu tranquilidad y, por tanto, tu salud?

 

  1. ¡Son los impuestos, estúpido! Permítenos usar este slogan de la campaña presidencial de Bill Clinton, pero es que no tributan igual unas inversiones que otras. Si quieres un buen consejo de inversión para principiantes, mira cómo tributan los diferentes instrumentos de inversión antes de lanzarte o antes de cambiar una inversión por otra. Los fondos de inversión o los planes de pensiones, por ejemplo, tienen cada uno sus ventajas fiscales. El traspaso de fondos, sin ir más lejos, permite un diferimiento fiscal, ya que no pagas impuestos ni por el dinero invertido ni por los intereses que genera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *