¿Tienes dudas?

Te llamamos

O puedes contactarnos en el 914 287 393 o en teayudamos@finanbest.com. Dada la situación de excepcionalidad provocada por el Covid19, te rogamos utilices de manera preferente el correo electrónico para poder darte un mejor servicio. Nuestro horario de atención es de lunes a viernes de 9h a 18h

¡Gracias!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

Invertir en renta variable: ¿Qué es y cómo puedo invertir en ella?

María Belandia | noviembre 4, 2019 | 0

Te contamos qué es la renta variable y las posibilidades de invertir en ella

 

 

La renta variable es un tipo de activo financiero o valores negociables que se caracterizan porque la rentabilidad que aportan ni está garantizada ni se puede predecir con fiabilidad.

A diferencia de lo que puede suceder con un depósito a plazo o con las letras o los bonos, donde el inversor puede prever cuánto dinero obtendrá al final de la inversión una vez venza el producto, en la renta variable un inversor no puede saber cual será el rendimiento final que le aportará su inversión.

El motivo es que lo que genera ese rendimiento es la diferencia del valor del activo cuando se compra éste, con respecto a cuando se venda. Durante ese periodo el valor o precio de dicho activo cotiza en los mercados bursátiles y oscila en base a las fluctuaciones que haya en los mercados bursátiles. De esta forma, cuando una persona invierte en renta variable puede obtener ganancias si vende el activo a un precio mayor al que lo compró, pero también pérdidas o quedarse como está si la evolución bursátil del precio de ese activo al momento de su venta hace que este sea inferior o igual a cuando se compró. 

 

invertir en renta variable

 

Entre los activos más representativos de la renta variable figura las acciones de empresas cotizadas en la Bolsa. Estos títulos confieren a su tenedor la condición de socio de la empresa y poder percibir dividendos en caso de que la Junta de Accionista decida retribuirlos. Por otra parte, esas acciones al cotizar en Bolsa si se revalorizan otorgan una ganancia extra a su poseedor.

 

Particularidades de las inversiones de renta variable 

La renta variable se caracteriza por ofrecer unos rendimientos mayores que los de la renta fija, aunque también su mayor volatilidad entraña un mayor riesgo. No obstante, con una correcta gestión de la renta variable en el largo plazo se pueden obtener rendimientos que además superen a la inflación. De esta forma, la inversión en renta variable para cosechar resultados requiere de la paciencia del inversor.

Otra característica de la renta variable es que ésta opera en mercados organizados, es decir, en mercados en que no todo el mundo puede efectuar operaciones de compraventa, si no solo aquellos agentes que cuenten con la autorización del organismo regulador.

Por ejemplo: si un inversor quiere invertir en deuda pública española, puede hacerlo perfectamente como particular desde la web del Tesoro Público o desde una cuenta electrónica en el Banco de España. En cambio, para comprar o vender acciones en Bolsa debe contratar los servicios de un bróker o intermediario financiero que se encargue de realizar esa operación. Con los fondos de inversión sucede algo parecido: para invertir en un fondo se deben contratar los servicios de la gestora que pone capital en ese fondo y lo gestiona.

 

¿Cómo invertir en renta variable?

Para aumentar las probabilidades de que la inversión en renta variable sea lo más provechosa posible hay que seguir varias pautas.

La primera es diversificar: no invertir en una sola acción o fondo, sino en varios activos de renta variable no solo a escala nacional sino también internacional y global. De esta forma aunque algunos de tus activos en algún momento generen pérdidas, otros pueden generar ganancias que las compensen.

Otra clave es no dejarse llevar por el pánico. En los mercados de renta variable no siempre se puede ganar de forma continuada y creer que en un periodo de pérdidas se podría haber ganado más tratando de batir al mercado. De hecho no hay evidencia de que en el largo plazo la gestión activa de mejores resultados que la gestión pasiva.

Finalmente, es recomendable ir metiendo dinero en los mercados de renta variable de forma periódica. No meter una cantidad de dinero y “olvidarse” de ella a ver cómo evoluciona.

 

Invertir en renta variable con Finanbest

¿Demasiados preceptos para un inversor que llega nuevo a los mercados bursátiles? En Finanbest simplificamos todo este proceso, pues ya tenemos las carteras diversificadas elaboradas de antemano e invertimos replicando el comportamiento del mercado, haciendo que nuestros clientes afronten los menores costes posibles.

Además, a la hora de confeccionar nuestras carteras elegimos los mejores fondos de inversión y ETFs entre más de 50.000 fondos de gestoras internacionales.

¿Te gusta nuestra estrategia? Entra en nuestra web y a través de nuestro test de idoneidad te recomendamos la cartera de fondos de inversión que más se ajuste a tu perfil. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *