¿Tienes dudas?

Te llamamos

O puedes contactarnos en el 914 287 393 o en teayudamos@finanbest.com. Dada la situación de excepcionalidad provocada por el Covid19, te rogamos utilices de manera preferente el correo electrónico para poder darte un mejor servicio. Nuestro horario de atención es de lunes a viernes de 9h a 18h

¡Gracias!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

Razones por las que querrás ser un inversor socialmente responsable

Elsa Moure | octubre 8, 2020 | 0

Nuestra nueva Cartera Green ISR ha irrumpido con fuerza en el mercado. En el camino hacia una inversión más responsable y sostenible, nuestra Cartera Green ofrece a nuestros clientes la posibilidad de invertir en fondos que estén concienciados con el impacto social y medioambiental de sus inversiones.

Lee nuestro post

Inversión Sostenible y Responsable: Te presentamos nuestra nueva Cartera Green ISR

 

La inversión socialmente responsable (ISR) ha llegado para quedarse. El número de inversores que se preocupan por el medio ambiente y que quieren hacer del mundo en el que viven un lugar mejor no para de crecer. Las empresas, conscientes de este nuevo paradigma, también han aumentado su conciencia medioambiental y año tras año se vuelven más verdes.

Es un win-win-win en el que todas las partes salen beneficiadas: el mundo en el que vivimos, las empresas y los propios inversores. ¿Necesitas más razones por las que convertirte en un inversor socialmente responsable? Te las contamos.

6 razones por las que querrás ser un inversor socialmente responsable

1. Te preocupa el mundo en el que vives.

El cambio climático, la huella de carbono, la ética en las empresas, la igualdad de género… Si te preocupa la sostenibilidad del mundo en el que vives y no quieres que las próximas generaciones sufran las consecuencias de las malas decisiones que se adoptan hoy, invertir en carteras socialmente responsables es una buena forma de construir un mundo mejor.

 

2. Quieres impulsar un estilo de inversión más verde.

El sector financiero ha avanzado mucho en las últimas décadas. La imagen del inversor avaricioso -tipo lobo de Wall Street- al que solo le importa ganar más dinero ha quedado atrás. 

La ISR promueve un estilo de inversión en el que los resultados económicos no lo son todo. Los aspectos sociales, éticos y medioambientales de las empresas también cuentan, y mucho.

 

3. Envías un mensaje al resto de empresas.

Cuando inviertes en carteras verdes, estás haciéndolo en empresas que cumplen unos criterios Ambientales, Sociales y de Gobierno Corporativo, conocidos como ESG. Son criterios muy exigentes y que obligan a las empresas a tomarse muy en serio el impacto de su actividad sobre el medio ambiente.

Según aumente el número de inversores que se decantan por este estilo de inversión, cada vez más empresas basarán sus reglas y políticas en estos criterios. Por tanto, al invertir de forma socialmente responsable estás enviándole un mensaje a las empresas que no cumplen estas premisas.

 

4. Alineas tus intereses económicos con tu forma de pensar.

Los fondos ISR invierten en compañías que usan energías renovables, que son eficientes energéticamente, que generan empleo de calidad, que respetan los derechos humanos, que son transparentes, que ejecutan buenas prácticas de gobierno, que se preocupan por rendir cuentas a la sociedad… ¿Acaso no están estas premisas alineadas con tu forma de pensar y de ver la vida? 

 

5. No tienes por qué renunciar a la rentabilidad. 

Invertir en acciones de empresas que cumplen los criterios ESG no implica renunciar a la rentabilidad, sino todo lo contrario. Basta con comparar los resultados del índice MSCI con los del MSCI World SRI (índice formado por las empresas del MSCI que cumplen los criterios ESG y que excluye a las empresas cuyos productos tienen repercusiones sociales o ambientales negativas).

 

Inversor socialmente responsable

Así, la ISR tiene premio: no sólo contribuyes a un mundo mejor, sino que además consigues una rentabilidad más elevada. Por si esto no fuese suficiente, el riesgo que asumes al invertir en estas carteras también es menor, ya que las caídas son menos pronunciadas que las de los valores que no aplican la ISR.

 

6. Los costes no son mayores.

Solemos asociar el concepto de eco o bio con caro. Sin embargo, en el caso de la inversión socialmente responsable, esto no ocurre. Hay informes que demuestran que los costes de contratar un fondo indexado o un ETF que cumpla con el ideario ESG no son mayores que los de otros vehículos de inversión que no se riga por estas políticas. Además, como la oferta ISR es cada vez mayor, las comisiones de estas inversiones tienden a la baja.

Como puedes comprobar, sobran razones por las que querrás ser un inversor socialmente responsable. No te lo pienses más y súmate a la ola verde que pretende revolucionar la conciencia ambiental de las empresas de todo el mundo.

Nuestra cartera Green ISR

En Finanbest sabemos que cada vez un mayor número de clientes quiere que sus ahorros financien proyectos y empresas que tengan un impacto positivo desde un punto de vista social y/o medio-ambiental. Por eso, en equilibrio con nuestros valores y nuestra estrategia de inversión, hemos diseñado la Cartera Green ISR, una cartera de perfil de riesgo medio-alto, recomendada para plazos de inversión superiores a 6 años, que combina fondos de bonos verdes, fondos ISR/ASG que excluyen empresas de sectores controvertidos y fondos de impacto y de temática medioambiental.

Si tienes dudas, nuestro equipo está totalmente a tu disposición. Si quieres saber más sobre nuestra cartera Green ISR no te pierdas este post en el que te lo explicamos todo.

 

 

Inversión sostenible

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *