¿Tienes dudas?

O puedes contactarnos en el 914 287 393 o en teayudamos@finanbest.com. Nuestro horario de atención es de lunes a viernes de 9h a 18h

¡Gracias!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

Gestión activa de carteras de fondos pasivos

María Belandia | abril 9, 2018 | 0


Cuando hablamos de gestión pasiva nos damos cuenta que la palabra “pasiva” está rodeada en castellano de connotaciones negativas, entendiéndola como falta total de acción y de iniciativa. Es por ello que, al explicar el modelo Finanbest, nos gusta hablar de gestión activa de carteras de fondos pasivos. Aunque parezca un trabalenguas, pronto verás que tiene mucho sentido.

Empezamos por justificar esa actividad de la gestión, diferenciando en primer lugar que el hecho de que parte del proceso esté automatizado no quiere decir que no haya actividad. Todo lo contrario; la automatización permite una cantidad de actividad mucho mayor que si detrás de cada acción tuviera que haber necesariamente una persona apretando un botón. Decimos que Finanbest gestiona las carteras de inversión de sus clientes de manera activa porque hacemos un seguimiento diario y automatizado del riesgo de la cartera, de manera que cuando este se desvía del objetivo que tenemos para cada perfil de cliente, la cartera se rebalancea automáticamente.

 

En segundo lugar, reclamamos la actividad en la fase de optimización del Asset Allocation. Periódicamente nuestro comité de inversión compuesto de expertos en Economía, Finanzas y Mercados se reúne para analizar los resultados de nuestro modelo de gestión cuantitativo, revisando si se considera necesario las inversiones de nuestros clientes. Para cada perfil de riesgo se define activamente un nuevo Asset Allocation, es decir una nueva estrategia de diversificación de las inversiones en los distintos mercados de Renta Fija y de Renta Variable globales.

También consideramos que realizamos gestión activa en la selección de los fondos elegidos para invertir en cada uno de estos mercados. Esta selección también se revisa periódicamente y de forma activa. De entre los más de 50.000 fondos a los que tenemos acceso (los distribuidos por All Funds Bank) nos aseguramos que nuestros clientes siempre inviertan en los que pensamos son los mejores fondos disponibles.

Tras estos tres planos de actividad de nuestra gestión, toca el momento de hablar de los instrumentos de inversión, que es donde sí empleamos la palabra “pasiva”. Y es que una vez definido activamente el Asset Allocation, tenemos que decidir cómo invertir en cada uno de estos mercados. Y efectivamente, en Finanbest tenemos una preferencia por fondos pasivos e indexados, si bien también invertimos en fondos de gestión activa en algunos mercados de Renta Fija, como veremos más adelante.

Nuestra preferencia por los fondos de gestión pasiva, o indexados, se justifica por su transparencia, liquidez, sencillez, eficacia y precio. Cuando hablamos de precio, hablamos abiertamente de comisiones, que llegan a ser un 70% más bajas gracias a la automatización, a nuestra independencia a la hora de elegir en qué fondos invertimos y a la digitalización en nuestra relación con el cliente.

Por ello en los mercados de Renta Variable, en Deuda Pública Euro de Largo Plazo y en Renta Fija Corporativa Investment Grade Euro elegimos fondos de gestión pasiva/indexada, ya que estas indexaciones corresponden a estrategias de inversión muy eficientes y sensatas. En el caso de la Renta Variable por ejemplo, la indexación coincide con una estrategia natural de momentum donde las inversiones en las acciones son ponderadas por la capitalización bursátil de cada empresa: se invierte más en las grandes empresas y en las que más crecen, y menos en las menores empresas y las que caen.

Sin embargo, en determinados mercados –como, por ejemplo, en Renta Fija HY Global, y Renta Fija Emergentes- preferimos fondos de gestión activa, siempre y cuando esta gestión esté muy pegada a un benchmark, tenga una estrategia de inversión transparente y costes de gestión bajos. En efecto, en estos mercados pensamos que puede ser peligroso tener sus inversiones atadas ciegamente a un índice: un índice no es perfecto ni es la panacea, tiene sus limitaciones y sus inconvenientes. Un fondo indexado es tan bueno como el índice que replica: si el índice es bueno el fondo indexado es bueno; si el índice es malo, el fondo es malo. Aquí pensamos que los inconvenientes de los índices benchmark superan el beneficio del menor coste de la gestión indexada y que una gestión activa permite un mayor control del riesgo (por ejemplo: selección de los países emergentes donde invertir y aquéllos donde no invertir, filtro de nombres High Yield demasiado arriesgados, pilotaje y compensación de los sesgos naturales de los índices (nivel de endeudamiento de las compañías, sectores), etc.).

Con muchos años de recorrido de este modelo en estados Unidos y Reino Unido, la aceptación de los roboadvisors va creciendo a medida que los inversores comparan todas las ventajas de nuestro modelo con el asesoramiento que obtienen por parte de la banca tradicional, ya que en ésta última se observan una clara dependencia de terceras partes interesadas a la hora de componer las carteras, altos costes, gastos y comisiones y, fundamentalmente y como consecuencia de todo lo anterior,  rendimientos inferiores a los que se obtienen con la gestión automatizada de sus ahorros.

Categoría: Educación Financiera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *