¿Tienes dudas?

Te llamamos

O puedes contactarnos en el 914 287 393 o en teayudamos@finanbest.com. Dada la situación de excepcionalidad provocada por el Covid19, te rogamos utilices de manera preferente el correo electrónico para poder darte un mejor servicio. Nuestro horario de atención es de lunes a viernes de 9h a 18h

¡Gracias!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

Economía sostenible: inversión según criterios ASG

María Belandia | noviembre 26, 2020 | 0

Llevamos tiempo oyendo hablar de la necesidad de que nuestra sociedad avance hacia una economía sostenible. Esta necesidad se ha convertido en un hecho. Pero ¿qué diferencia exactamente a una economía sostenible de otra que no lo es?

¿Qué es una economía sostenible?

Una economía sostenible está compuesta por un conjunto de factores productivos que, interactuando conjuntamente, crean valor económico, ambiental y social. De este modo, si estamos hablando de la economía de un país, nos referimos al aumento del bienestar, a la reducción de la pobreza y al progreso de las generaciones presentes sin comprometer sus posibilidades de desarrollo futuras.

Inversión sostenible

Este modo de ver la economía afecta también al mundo de las finanzas. Cada vez más empresas invierten en proyectos que tratan de minimizar el impacto medioambiental o fomentar los aspectos sociales, y a su vez, cada vez hay más inversores que tratan de compaginar sus objetivos de rentabilidad con su contribución a la mejora del medio ambiente y la sociedad.

Además,  la aplicación de criterios de inversión sostenible mitiga el riesgo de varias formas, por ejemplo evitando a empresas expuestas a denuncias por polución, malestar laboral, conflictos con accionistas u otros acontecimientos susceptibles de dañar su reputación y sus resultados financieros. Al tenerse en cuenta estos riesgos, la rentabilidad a largo plazo de la inversión sostenible puede superar a la de la inversión tradicional.

Según una encuesta de Morgan Stanley, el 86% de los jóvenes están interesados en las inversiones sostenibles como una forma de generar retorno financiero y de impactar, de forma positiva, en la sociedad y el medio ambiente.

Aunque las finanzas sostenibles tienen un componente “verde” muy importante, como combatir el cambio climático o la reducción de los gases contaminantes, también incluyen aspectos sociales, con el objetivo de fomentar el respeto a los derechos humanos, la justicia social y el buen gobierno de las empresas.

En el proceso de toma de decisiones de una inversión sostenible se tienen en cuenta  factores medioambientales, sociales y de buen gobierno. Todos estos criterios se conocen como criterios ASG.

Los criterios ASG

Además de los criterios estrictamente financieros -rentabilidad, riesgo y liquidez-, la inversión sostenible incluye criterios ASG- ambientales, sociales y de gobernanza.

  • A(ambientales). Concierne a cualquier actividad de la compañía que afecte de forma positiva o negativa al medio ambiente y, en particular: emisiones de gases de efecto invernadero, energías renovables, eficiencia energética, agotamiento de recursos y contaminación química.
  • S (sociales). Incluyen cuestiones sociales relacionadas con la comunidad y, en particular: salud, educación, derechos humanos, derechos de los trabajadores y prácticas comerciales controvertidas. Los criterios sociales buscan, entre otros objetivos, reducir la desigualdad a través de la inclusión de los colectivos más desfavorecidos.
  • G(buen gobierno). Se refieren a la calidad de la gestión, la cultura y el perfil de riesgo de la empresa y, en particular: rendición de cuentas, órganos de gobierno, transparencia y lobby.

¿Cuáles son actualmente los productos financieros sostenibles?

Las finanzas sostenibles permiten el diseño de distintos productos financieros que fomentan el desarrollo sostenible y tratan de equilibrar rentabilidad y sostenibilidad.

Actualmente podemos encontrar, entre otros:

  • Fondos de inversión que aplican criterios ASG : son instrumentos de inversión y ahorro (instituciones de inversión colectiva) que incluyen criterios ASG en su política de inversión. Esta política de inversión está definida en el folleto o DFI (Documento con los Datos Fundamentales para el Inversor).
  • Fondos de inversión solidarios: son instituciones de inversión colectiva que ceden una parte de la comisión de gestión a determinadas entidades benéficas o no gubernamentales.
  • Bonos verdes y sociales: son emisiones de deuda pública o privada, emitidos a medio y largo plazo para financiar proyectos respetuosos con el medio ambiente o que persiguen mejoras de tipo social.
  • Fondos de impacto: La inversión de impacto tiene como objetivo generar un impacto social o medioambiental positivo y mensurable, y al mismo tiempo generar un retorno financiero.

En Finanbest también apostamos por la inversión sostenible, y por eso hemos creado la  cartera Finanbest Green ISR.  Esta es una cartera de nivel de riesgo medio-alto,  donde seleccionamos los mejores fondos de Inversión Socialmente Responsable (ISR) para ofrecerte una exposición real a empresas y organismos concienciados con su impacto en la sociedad y en el medioambiente. Primamos el factor Ecológico (eficiencia energética, lucha contra el cambio climático, preservación del medio ambiente, transición energética, etc.) y nos esforzamos en evitar el “green washing”.

Si tienes dudas, nuestro equipo está a tu disposición. Si quieres saber más sobre nuestra cartera Green ISR no te pierdas nuestro post de hace unas semanas en el que te lo explicamos en detalle.

Categoría: Educación Financiera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *