¿Tienes dudas?

Te llamamos

O puedes contactarnos en el 914 287 393 o en teayudamos@finanbest.com. Dada la situación de excepcionalidad provocada por el Covid19, te rogamos utilices de manera preferente el correo electrónico para poder darte un mejor servicio. Nuestro horario de atención es de lunes a viernes de 9h a 18h

¡Gracias!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

Diversificación: la mejor opción cuando el mercado es inestable

Javier Poveda | noviembre 12, 2020 | 0

Seguramente hayas oído en más de una ocasión que, para minimizar los riesgos de las inversiones, hay que diversificar. Pero… ¿Te has parado a pensar qué significa exactamente diversificar? Y, además, ¿por qué es buena idea hacerlo? ¿Y si nos han estado engañando? 

Hoy, te contamos todo lo que debes saber al respecto. ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

¿A qué nos referimos con diversificación?

Cuando hablamos de diversificación, hablamos de invertir de tal forma que nuestra cartera no se resienta excesivamente cuando empresas de ciertos países o de ciertos sectores lo hagan mal.

Es decir, hablamos de tener una cartera con tantas empresas y tan variadas que los shocks del mercado a nivel mundial nos afecten en una menor medida.

Por supuesto, los shocks globales (como el del 2008) nos van a afectar, porque, en esos momentos, toda la economía mundial entra en recesión. Pero aquellas crisis sectoriales o geográficas nos afectarán en menor medida.

 

¿Qué formas de diversificar existen?

Principalmente, existen tres formas de diversificar, aunque dos de ellas son muy semejantes. Estas formas son: diversificación sectorial, descorrelación de inversiones y diversificación geográfica.

Estas son sus características:

  1. Diversificación sectorial.

Se trata de invertir nuestro dinero en diferentes sectores, de tal forma que, aunque uno lo haga mal, como los demás siguen haciéndolo bien, nuestra cartera no sufre más de la cuenta.

  1. Descorrelación de inversiones.

Cuando hablamos de inversiones no correlacionadas nos referimos a inversiones en las que los comportamientos de los activos no guardan relación entre sí. Por ejemplo, la inversión en inmobiliarias y automovilísticas están correlacionadas, porque ambas son muy cíclicas. La descorrelación nos lleva a invertir en empresas que no guarden esas correlaciones.

  1. Diversificación geográfica.

Como su nombre indica, diversificar geográficamente implica invertir en empresas de diferentes países, de tal forma que, si por cualquier razón, un país atraviesa una crisis económica, nuestra cartera no se vea especialmente resentida, puesto que tenemos inversiones en otros países.

 

¿Qué ventajas tiene una cartera diversificada?

Las carteras diversificadas tienen numerosas ventajas, entre las que destacan dos:

#1. Menor volatilidad.

La volatilidad es el movimiento al que nos enfrentamos en nuestra inversión en un determinado periodo de tiempo. 

Por ejemplo, imagina dos inversiones que acaban repercutiendo un 6% de rentabilidad al cabo de 10 años. Una de ellas ha tenido subidas y bajadas del 10% durante esos 10 años, mientras que la segunda solamente las ha tenido del 5%. En este caso, hablamos de que la segunda ha tenido una menor volatilidad.

#2. Menor riesgo.

El riesgo es el peligro de pérdida permanente de capital. Es importante diferenciarlo de la volatilidad. Por supuesto, estar diversificados, nos evitará el problema de que perdamos permanentemente nuestro capital, puesto que no tendremos todos los huevos en una única cesta.

 

¿Cómo puedo invertir y estar bien diversificado?

La mejor forma de invertir con una buena diversificación es haciendo uso de ETFs y fondos de gestión pasiva. Y la mejor forma de hacer esto es a través de roboadvisors como Finanbest.

¿Y por qué esta es la mejor forma de hacerlo? Pues porque nuestros fondos invierten en índices globales, de forma que, automáticamente, cuentas con una buena diversificación tanto geográfica como sectorial.

Pero, además, en Finanbest ofrecemos un pequeño plus: el rebalanceo en la gestión de carteras. Contamos con algoritmos que venden o compran los diferentes índices en función de su comportamiento.

Así, cuando un índice lo hace bien, se vende. Cuando un índice lo hace mal, se compra. Por tanto, siempre tenemos un mayor margen de rentabilidad y podemos conseguir algunas décimas adicionales de rentabilidad.

Y todo esto con una comisión muy reducida.

Como puedes ver, diversificar es la mejor forma de protegerse frente a la incertidumbre inherente a los mercados, y más aún cuando éstos atraviesan por un periodo de alta inestabilidad. Diversificar nos ayudará a disminuir nuestros riesgos.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *