¿Tienes dudas?

O puedes contactarnos en el 914 287 393 o en teayudamos@finanbest.com. Nuestro horario de atención es de lunes a viernes de 9h a 18h

¡Gracias!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

¿Conoces al Sr. Black? Menos riesgo, más rentabilidad

Asier Uribeechebarria | mayo 8, 2017 | 0

Hace 20 años un economista estadounidense llamado Fisher Black debería haber recibido el Premio Nobel de Economía. En los años 70, cuando apenas tenía 36 años, había publicado junto con Myron Scholes y Robert Merton una fórmula para valorar derivados financieros -denominada ecuación Black-Scholes- que transformó el sector financiero mundial.

El jurado de los prestigiosos premios Nobel quiso reconocer su gran aportación distinguiéndoles con el Nobel de Economía en 1997. Sin embargo, un cáncer terminó con la vida de Black en agosto de 1995 y, a pesar de que la Academia Sueca quería distinguir el hallazgo de la ecuación Black-Scholes, este premio nunca es otorgado a título póstumo. Sí lo recibieron sus colegas Myron Scholes y Robert C. Merton.

Además de la ecuación Black-Scholes, pocos años antes de morir Fisher Black tuvo tiempo de dar nombre, junto con Robert Litterman, al modelo que utiliza Finanbest.

Black-Litterman es el modelo más avanzado (y ampliamente probado) de construcción de carteras, utilizado por el líder mundial Betterment, pero para su puesta en marcha exige un expertise y potencia computacional no al alcance de todos los jugadores. Nuestro modelo de inversión está descrito en detalle en el Whitepaper colgado en nuestra página web www.finanbest.com.

La principal aportación del modelo Black-Litterman es la posibilidad de incorporar rentabilidades esperadas, así como el grado de convicción que se tiene sobre la consecución de las mismas.

Menos riesgo, más rentabilidad

Los modelos de optimización de carteras tradicionales intentan predecir una cartera óptima teniendo en cuenta únicamente la rentabilidad histórica. Esto puede condicionar enormemente la asignación de activos, dando prioridad a los activos que mejor se han comportado históricamente y por tanto dar mayor peso a unos activos que la simple observación directa puede señalar que están sobrevalorados. El modelo de Black Litterman consigue moderar este riesgo al incorporar en su modelo rentabilidades esperadas a distintos plazos y por tanto considerar situaciones como la del ejemplo anterior.

Para entenderlo mejor, consideremos el ejemplo de los últimos años, donde los bonos han ofrecido rentabilidades excepcionales con muy poco riesgo asociado. Intentar optimizar hoy exclusivamente con datos históricos nos obligaría a favorecer este tipo de instrumentos frente a otros activos, acciones, por ejemplo. La razón de este comportamiento de los bonos, una drástica disminución de los tipos de interés, es ya imposible con los niveles actuales de TIRes (Tasa Interna de Retorno o TIR es la tasa de interés o rentabilidad que ofrece una inversión) y por tanto no es posible una repetición de fenómeno a corto plazo.

Otra de las ventajas del modelo, cuando hablamos de expectativas de rentabilidad en el medio y largo plazo, reside en que no es necesario incorporar una convicción sobre todos los activos. En la práctica, un nivel de confianza cero se otorgará a aquellos activos sobre los que entendemos que su rentabilidad histórica es un buen predictor de la rentabilidad esperada a medio y largo plazo o que nuestra visión no difiere del consenso de mercado.

Las expectativas de rentabilidad y su nivel de confianza se actualizan y, en su caso, se revisan, de forma periódica en los Comités de Inversión, consideradas siempre desde una perspectiva estratégica o de largo plazo, ya que, como se ha señalado, el modelo se basa en series históricas amplias.

Como resumen, muchas gracias Sr. Black y esperamos que después de este breve post su trabajo sea algo más conocido.

Categoría: Educación Financiera

Finanbest 2019 ® | All rights reserved