¿Tienes dudas?

Te llamamos

O puedes contactarnos en el 914 287 393 o en teayudamos@finanbest.com. Dada la situación de excepcionalidad provocada por el Covid19, te rogamos utilices de manera preferente el correo electrónico para poder darte un mejor servicio. Nuestro horario de atención es de lunes a viernes de 9h a 18h

¡Gracias!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

Cómo ser frugal y feliz

Finanbest | junio 30, 2020 | 0

Vivimos en la sociedad más consumista de la historia. Tanto es así que muchas personas asocian la felicidad con la acumulación de bienes materiales. Cuántas más cosas compran y almacenan en casa, más felices se sienten. Frente a esta forma de vivir tan consumista existe una filosofía de vida que defiende justo lo contrario. Se llama frugalidad

La frugalidad parte de la idea de que más no es mejor y defiende un estilo de vida basado en la sencillez, en el consumo responsable y en el ahorro. Las personas frugales son capaces de vivir con poco dinero, pero no porque sean tacañas, sino porque han sabido eliminar sus gastos superfluos y a consumir solo lo que de verdad les hace feliz.

Diez consejos para ser frugal y feliz

A continuación te vamos a dar 10 consejos que te permitirán vivir de forma frugal y ser muy feliz. ¡Toma nota!

 

#1 Desconecta de la sociedad de consumo

El primer paso para adoptar un estilo de vida frugal es el más complicado de todos: desconectar de la sociedad de consumo. 

Aunque vivas rodeado de estímulos que te incitan a consumir más y más (en la tele, cuando sales a la calle, por internet…), tienes que tomar la decisión firme de poner el freno y limitar tus compras. Recuerda: más no es mejor.

 

#2 Aprende a vivir por debajo de tus posibilidades

En la línea del consejo anterior, vivir por debajo de tus posibilidades significa consumir menos de lo que realmente podrías permitirte gracias a tus ingresos

Puedes conseguirlo, por ejemplo, comprándote un coche de segunda mano cuando podrías permitirte pagar al contado uno nuevo que cuesta más de 30.000 euros.

Hay un libro muy popular, El millonario de la puerta de al lado, en el que sus autores demuestran que uno de los rasgos comunes en las personas millonarias es que saben vivir muy por debajo de sus posibilidades.

 

#3 Adopta hábitos de vida minimalistas

El minimalismo es una filosofía de vida cien por cien compatible con la frugalidad. Consiste en vivir rodeado de pocas cosas. En este caso, menos es más

Las personas minimalistas han simplificado su vida al máximo y sólo compran aquellos bienes materiales que realmente necesitan y que aportan valor a sus vidas.

 

#4 No derroches ni desperdicies recursos

¿Por qué pagar por una tarifa de teléfono con llamadas ilimitadas si apenas hablamos unos minutos? ¿Y por qué cocinar en grandes cantidades y tirar comida casi todos los días?

Las personas frugales han aprendido a no derrochar ni desperdiciar los recursos. Lo consiguen comprando y consumiendo de forma inteligente. Nada de pensar “a lo grande”: es mucho mejor la calidad que la cantidad.

 

#5 Vive para ti, no para los demás

Muchas personas viven para otros, tratando de aparentar un nivel de vida o un status social que realmente no les corresponde. Están más preocupadas por qué pensarán los vecinos o los compañeros de trabajo de su nuevo coche que de la utilidad real que va a aportarles el vehículo.

Si quieres ser frugal, debes aprender a vivir para ti y para tu familia, y no para las personas que forman parte de tu entorno social. A ellas no les importan lo más mínimo tus finanzas personales, pero a ti sí que deberían importarte.

 

#6 Evita las deudas

Las deudas son un mal compañero de viaje en casi todos los casos. Por eso, tienes que  aprender a evitarlas. Lo ideal es ahorrar primero y comprar después, nunca traer dinero del futuro en forma de préstamo bancario o tarjeta de crédito.

Las deudas, además de ser un gasto fijo que te esclaviza, generan intranquilidad y miedo a partes iguales. Si quieres ser libre financieramente no puedes deber dinero a nadie. La libertad no se financia ni se paga a crédito.

 

#7 Presta mucha atención a los gastos pequeños

Un error bastante habitual de muchas personas es no dar importancia a los gastos pequeños. Nos referimos al café del bar que sólo cuesta 1,50 euros, a la botella de agua que compramos al pasar por el kiosco o al paquete de chicles de la máquina expendedora.

Estos gastos tan pequeños que tenemos en nuestro día a día se conocen como gastos hormiga y tienen un fuerte impacto sobre nuestros gastos totales. Si no nos crees, anótalos a diario y calcula lo que suponen para tu cartera a lo largo de un año.

 

#8 Valora tu esfuerzo y tu tiempo

Si para ganar 70 euros al día tienes que estar 8 horas sentado frente al ordenador de la oficina, tu sueldo por hora es de 8,75 euros. Y eso sin tener en cuenta el tiempo perdido en el trayecto en metro o mientras te comes el tupper en el decanso que haces para almorzar.

¿Tienes en cuenta esto cuando sacas la tarjeta de crédito en el centro comercial o cuando haces el “pago en un solo clic” en Amazon? Si la respuesta es no, tal vez deberías valorar un poco más el esfuerzo y el tiempo que inviertes en ganar dinero.

 

#9 Intenta hacer las cosas por ti mismo

Tareas domésticas como arreglar un grifo que gotea, sustituir la goma del plato de ducha o pintar la casa son muy sencillas y no necesitan de ningún doctorado en manualidades.

Si le echas un poco de ganas y consultas los miles de tutoriales disponibles en YouTube aprenderás a hacer por ti mismo tareas que acostumbras a delegar a un fontanero, a un electricista o a un pintor.

#10 Invierte

Las personas frugales no solo optimizan sus gastos, sino también el dinero que ahorran todos los meses. Conscientes de que la cuenta corriente no da nada y de que la inflación disminuirá su poder adquisitivo a largo plazo, han encontrado en la inversión en bolsa el complemento ideal para rentabilizar su dinero.

 

Por esta razón, el último consejo que te damos si quieres disfrutar de una frugalidad feliz y sin escasez es que inviertas tu dinero. En serio, ¡hazlo cuanto antes! Hoy en día es muy fácil, aunque no seas un experto en finanzas.

 

 

invertir finanbest

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *