¿Tienes dudas?

Te llamamos

O puedes contactarnos en el 914 287 393 o en teayudamos@finanbest.com. Dada la situación de excepcionalidad provocada por el Covid19, te rogamos utilices de manera preferente el correo electrónico para poder darte un mejor servicio. Nuestro horario de atención es de lunes a viernes de 9h a 18h

¡Gracias!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

Cómo rescatar un plan de pensiones

María Belandia | octubre 28, 2019 | 0

Todo lo que debes saber sobre cómo rescatar tu plan de pensiones de la manera más eficiente

 

Un plan de pensiones es un vehículo de ahorro e inversión que podemos contratar para tener un capital extra complementario a nuestra pensión pública de jubilación. Una de sus ventajas es el trato fiscal que se aplica a los planes en nuestro país.

Durante los años de aportación al plan, éste nos ayuda al ahorro. El capital que invertimos en nuestro plan de pensiones reduce la base imponible del IRPF, siempre y cuando no se superen los 8.000 euros de aportación anual. Así, durante este tiempo en el que estamos ahorrando, pagaremos menos impuestos y se verá reflejado en un aumento de nuestro capital ahorrado. A continuación, puedes ver una tabla con los tramos del IRPF:

tramos irpf

*Base imponible (rendimientos de trabajo + retiradas del plan de pensiones)

 

¿Qué tengo que tener en cuenta cuando quiera rescatar un plan de pensiones?

Una vez que llegue tu edad de jubilación puedes recuperar tu plan, es decir, rescatar el plan de pensiones. Si hablábamos anteriormente de que durante los años en los que aportamos a nuestro plan tenemos una ventaja fiscal sobre la base del IRPF, ahora la rentas que recibamos aumentarán esta base y el importe que proceda del plan tendrá consideración de rendimientos del trabajo.

Debido a esto, es muy importante pensar cómo vamos a hacer el rescate del plan de pensiones para hacerlo de la manera más eficiente posible para minimizar el impacto fiscal.

 

como rescatar un plan de pensiones

 

Formas de rescate de un plan de pensiones 

Podremos rescatar nuestro plan de pensiones de varias maneras:

 

– Rescate del plan de pensiones en forma de capital:

Una de las más comunes, rescatamos el 100% del capital acumulado a lo largo de los años, tanto las cuotas que hemos ido ahorrando, como la rentabilidad que se haya generado.

Cuando rescatamos nuestro plan en forma de capital, hemos de tener en cuenta que haremos un único pago a Hacienda. Para calcular este único pago, tendremos que sumar nuestra pensión pública anual al capital generado de nuestro plan de pensiones y pagar el tipo que se corresponda al tramo.

En los años siguientes solo tributaremos por la pensión pública, ya que no volvemos a percibir otra renta. Sin embargo, hacer el pago de una sola vez tiene un impacto fiscal bastante grande.

– Rescate del plan de pensiones en forma de renta:

A la hora de rescatar nuestro plan, también podemos elegir rescatarlo en forma de renta, es decir, recibir de manera periódica una cantidad de dinero que puede ser fija o variable. Además, las rentas pueden ser de distintos tipos:

  1. Renta asegurada. Con este tipo de renta siempre cobraremos la misma cuantía, independientemente de los movimientos del mercado a los que está sujeta la rentabilidad de un plan de pensiones.
  2. Renta financiera. Con este tipo de renta, la cuantía varía ya que su rentabilidad depende de la evolución del valor y rentabilidad del fondo de pensiones.

El rescate en forma de renta tiene un impacto fiscal más progresivo, dado que el pago de impuestos se divide entre diferentes ejercicios fiscales. Normalmente es la forma más eficiente de rescatar un plan de pensiones, aunque requiere de una planificación previa para determinar el importe anual que minimiza nuestra factura fiscal.

 

– Rescate mixto:

Este tipo de rescate consiste en mezclar los dos tipos anteriores: recibir una parte de lo ahorrado en forma de capital y lo restante en forma de rescate en forma de renta.

De nuevo, es importante calcular hasta qué punto nos interesa recibir una parte en capital y afrontar el incremento –o no- del tramo del IRPF.

 

– Rescate en forma flexible o cobro libre:

El beneficiario decide libremente las fechas y cuantías de los cobros, sin una periodicidad determinada.

 

– Rescate de rentas vitalicias:

Las rentas vitalicias están instrumentalizadas en un seguro de rentas vitalicias, la cantidad dependerá de la aportación inicial y de la edad del partícipe y deberá ser cotizada por la compañía de seguros correspondiente.

 

¿Cómo afecta fiscalmente?

En todos los supuestos el dinero se integrará dentro de las rentas del trabajo y no del ahorro, como sucede con los fondos de inversión o las acciones cotizadas de la bolsa.

La principal recomendación de los expertos, en el caso en el que decidas acogerte a la renta vitalicia,  es la de no rescatar el plan en el año en el que te jubiles. Esto se debe a que posiblemente tu último salario sea superior al de la pensión pública que cobres, por lo que es fácil que tributes por el tramo más alto del impuesto.

Por ejemplo, si un partícipe con 100.000 euros en un plan de pensiones, de los que la mitad sean anteriores a 2007, con ninguna persona dependiente a su cargo y que perciba una pensión media de Madrid, decide hacer el rescate en forma de capital de rentas mensuales –400 euros al mes– sumado a su pensión, acumularía una retención global de 65.500 euros anuales, aproximadamente, a lo largo de los 21 años. Esto supone unos 3.100 euros anuales.

Por el contrario, si lo decide recuperar en forma de capital, durante el primer año tendría que aplicar una retención superior a 32.000 euros. Con todo, su retención durante esos 21 años rondaría los 71.700 euros. Esto representa unos 6.000 euros más. Por tanto, has de reflexionar bien lo que necesitas en cada momento y buscar el mayor asesoramiento posible de la mano de buenos profesionales.

 

Planes de pensiones de Finanbest

En Finanbest nos importa tu futuro. Por eso, en 2018 creamos dos planes de pensiones para que comiences a ahorrar de una manera fácil y pagando muchos menos costes que en las entidades tradicionales que se convierten en una mayor rentabilidad.

 

planes de pensiones

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *